Tabla de Contenido
Nancy Palomino Ramírez
Editorial
Marge Berer
Artículos
Berit Austveg
Adriana Ortiz Ortega
Pascale A Allotey, Simone Diniz, Jocelyn DeJong, Thérèse Delvaux, Sofia Gruskin, Sharon Fonnf
Laura Malajovich, María Antonieta Alcalde, Kelly Castagnaro, Carmen Barroso
Lidia Casas, Tania Herrera
Rodolfo Carvalho Pacagnella, Jose Guilherme Cecatti, Maria Jose Osis, João Paulo Souza
Ruth Iguiñiz-Romero, Nancy Palomino
Eszter Kismödi, Judith Bueno de Mesquita, Ximena Andión Ibáñez, Rajat Khosla, Lilian Sepúlveda
Marge Berer
Segunda edición. Ginebra, Organización Mundial de la Salud, 2012
Loraine J Bacchus, Susan Bewley, Carlos Torres Vitolas, Gillian Aston, Peter Jordan, Susan F Murray
H Luz, McNaughton Reyes, Deborah L Billings, Yolanda Paredes Gaitán, Karen Padilla Zúñiga

Una evaluación de los lineamientos y servicios del sector salud destinados al tratamiento de la violencia sexual en El Salvador, Guatemala, Honduras y Nicaragua

Resumen: En Centroamérica, un 12% de las mujeres relatan haber sido obligadas alguna vez por una pareja íntima de sexo masculino a tener relaciones sexuales; la violencia sexual perpetrada por otras
personas también es una experiencia frecuente. Todos los países centroamericanos son signatarios de los acuerdos de derechos humanos, que obligan a los Estados a garantizar acceso a los servicios integrales de salud para las víctimas de violencia sexual, pero existe limitada información en cuanto a si estos acuerdos se han traducido en políticas y prácticas. En este artículo se examinan críticamente los lineamientos del sector salud para el tratamiento de la violencia sexual en El Salvador, Guatemala, Honduras y Nicaragua; además, se informa sobre un diagnóstico de los servicios en 34 unidades de los sectores público y privado, en los cuatro países. En general, las políticas concordaron con los acuerdos internacionales e incluían orientación sobre la detección y documentación de actos de violencia, examen forense, tratamiento, referencia y cuidados de seguimiento. Sin embargo, solo una pequeña proporción de las mujeres que sufren violencia sexual buscan atención. El reto que enfrentan los cuatro países es convertir las políticas en práctica. Las prácticas de tamizaje no han sido sistemáticas y las políticas deberían indicar con más claridad las funciones y responsabilidades de los profesionales de la salud y especialistas forenses. Por último, el derecho de las mujeres a la privacidad y confidencialidad en casos denunciados a las autoridades, así como la importancia de ofrecer todos los servicios en un solo lugar, merecen más consideración. © 2013 edición en español, 2012 edición en inglés, Reproductive Health Matters.
Palabras clave: servicios de salud para mujeres, políticas y programas de salud, abuso y violencia sexual, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua.